EL DECÁLOGO DEL BRAINSTORMING

Ocurre todos los viernes. A las 12 en punto de la mañana. Apagamos ordenadores, afilamos lápices y sacudimos cerebros. Es nuestra sesión de brainstorming. Durante la semana, toda aquella necesidad creativa que pueda esperar nos la llevamos a ese momento. Lo tenemos marcado en fucsia en el calendario de Google. De ahí salen las ideas para las diferentes cuentas y la hoja de ruta para la semana siguiente. Son tres horas de extremaunción creativa tras las que terminamos neuronalmente agotadas.

Llevamos ya unos cuantos brainstorming a nuestras espaldas. Los suficientes como para haber establecido una serie de reglas para que nada falle. Aquí van las 10 cosas que no pueden faltar:

  1. Algo de comer: Aquí no hace falta ser demasiado creativo. Lo clásico nunca falla. En nuestro caso una buena tortilla de patata del bar de la esquina, ¡recién hecha! IMG_3913
  1. Algo de beber: Aquí lo tenemos fácil. Nos tomamos siempre una ronda de la cerveza de la agencia (las niñas buenas se conforman con CocaCola Light). A veces, y como debe ser, nos animamos tanto que las rondas continúan fuera de la oficina.
  1. Un pecado: Gominolas: regalices o nubes. Sí, sabemos que dan caries y todas esas cosas, pero en los brainstorming hay que sacar el niño que llevamos dentro, ¿no?
  1. Libreta: A veces de Molesquine, a veces de Mister Wonderful. Depende de cómo nos pille la creatividad. Pero siempre, siempre, anotaciones a mano.
  1. Lápiz: A ser posible no mordido y sin goma. No se borra nada en un brainstorming. De donde menos esperas, sale grafito.
  1. Plastidecor: Sí, hemos oído que están en peligro de extinción, pero nosotras estamos empeñadas en que sobrevivan. Si la idea es muy buena, se subraya en colores intensos. El negro y el gris están totalmente prohibidos.
  1. Pizarra: La estrenamos hace tres meses y ya no podemos vivir sin ella. ¡Vamos con las tizas a todas partes! Es genial para esquemas rápidos.
  1. Spotify: Las buenas ideas se merecen una buena banda sonora de fondo. Aceptamos cualquier estilo musical menos el reguetón.
  1. Pinterest: Aunque apagamos los ordenadores, siempre tenemos un iPad con Pinterest. No hay mejor canal para la inspiración. ¡Podríamos pasarnos navegando en esta red social horas y horas!
  1. Libertad: Imprescindible y totalmente intangible. La más importante de todas las cosas. Nada de miedo a decir locuras (que nunca tonterías) y a arriesgar en cada propuesta. Fuera juicios y prejuicios en el brainstorming. Pura catarsis. Aquí, a diferencia de la vida, existe el lujo de poder tirarse siempre a la piscina.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *